Blog de crítica de la cultura y otras balas de fogueo al gusto de Óscar S.

Encuadre: página de "Batman: Year One", Frank Miller y David Mazzucchelli, 1986-7, números 404 a 407 de la serie.

miércoles, 13 de julio de 2011

El otro secreto del fútbol

Desde tiempos inmemoriales cada uno es de su equipo de corazón y siente los colores hasta la médula porque ya su padre defendía la camiseta sin más razón que haber nacido en determinado (siempre infeliz..) terruño o tener ojeriza a los qué-se-habrán-creído del pueblo de al lado. El fum-bo es una continuación de la política por otros medios, contribuyendo a reforzarla. Hay bipartidismo por lo mismo, puesto que yo soy de esos de toda la vida, y los demás otra clase de gente, ya está. Así tenemos un clásico cada cuatro años, que sabe a poco, cierto, pero mientras se bromea con el compañero de oficina y las declaraciones ante micrófono se suceden acerca del estado de la liga política. El sedicente pluralismo se reduce a eso: es bueno que haya muchos partidos para que yo me afirme en el mío manque pierda. Idéntico espíritu de facción grita en las gradas y vota en las urnas. En uno y otro caso el publicista apenas tiene nada que hacer y todavía menos el que analiza la situación sin pasiones. Quizá los fichajes puedan alterar la balanza ligeramente hacia una parte u otra, pero eso tendrán que demostrarlo en el terreno de juego unos poquísimos años de su vida profesional. Total, el resultado de cada temporada es únicamente simbólico para la mayoría, y sólo cambia realmente el reparto de ganancias entre los directivos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada