Blog de crítica de la cultura y otras balas de fogueo al gusto de Óscar S.

Encuadre: página de "Batman: Year One", Frank Miller y David Mazzucchelli, 1986-7, números 404 a 407 de la serie.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Despedida y cierre

Vaya, pues también se nos ha muerto este, pese a que la muerte era como-quien-dice ilusoria. El presente imbécil/blog ya lleva muchas muertes encima, como un tirano sirio, y los que quedan vivos y hablándonos nos interesan hoy mucho menos, la verdad. García Calvo apenas tenía razón en nada, pero nos representaba en su locura injustificada, que no era la nuestra pero se parecía.

Ha sido un placer, sobre todo por los amigos. Ochocientas cuarentaynueve entradas, acabo de mirarlo, que no es moco de pavo. Gracias, colegas... alegrías las mínimas que seguiremos activos en nuestros canales habituales, algunos recientes y otros que están por inventar. Será otra cosa, pero en el fondo lo mismo, !faltaría más!


jueves, 1 de noviembre de 2012

Perpetuo Agustín García Calvo

http://filosofiahoy.es/index.php/mod.pags/mem.detalle/relcategoria.4212/idpag.5811/v_mem.listado/chk.9a937e97d93e96a87bdfa389c1d0f874.html

martes, 30 de octubre de 2012

Historias navales con "v", I

http://hyperbole.es/2012/10/patrick-o%C2%B4brian-almirante-en-tierra-i-2/

Too much heart


domingo, 28 de octubre de 2012

Democracia y capitalismo: una analogía

No hay que interpretar erróneamente o superficialmente los hechos: capitalismo y democracia constituyen un matrimonio muy consolidado al que la llamada "crisis" no ha hecho más que reafirmar en su conveniente unión hasta la muerte. Es como si el rico marido, el capital, hubiese sido descubierto por su encantadora esposa, la democracia, en una de las muchas aventuras de infidelidad que un recto cabeza de familia bien debe permitirse esporádicamente como válvula de escape para seguir cumpliendo con su duro deber conyugal. Ella ya lo sospechaba, todos los amigos de la pareja lo sabían, y más o menos se toleraba, hasta que ha sido pillado in fraganti. Los hijos, ¿qué van a pensar ahora los hijos?... Por supuesto, el capital se arrepiente, más que nada de su torpeza, promete no volver a hacerlo, mima a la democracia durante un tiempo y un día cualquiera vuelve a las andadas. Mientras, los hijos encajan el escándalo, acuden al psicóterapeuta y allí y con el tiempo comprenden que hay que aceptar y perdonar: todo sea por el futuro de la familia, que peor nos las veríamos si fuesemos como esas tan ordinarias que se forman en el tercer mundo...

viernes, 26 de octubre de 2012

Pequeñas y grandes miserias de los grandes y pequeños filósofos: Nicolás Malebranche

La consecuencia de cómo Descartes entendía la vida animal: un seguidor suyo ilustre, el padre Malebranche, sacudió una terrible patada a un perro por la calle que se le cruzaba en su camino, y cuando su joven acompañante le preguntó el motivo de tamaña salvajada, el digno filósofo contestó que nada ocurría, que no se alarmase: se trataba únicamente de una maquina… Así le va a los bichos desde entonces con la Nueva Ciencia (con la excepción de G.W. Leibniz, que fue el único que, poco después, defendió que todas las criaturas tienen alma, por motivos de física tanto como de metafísica, y no meramente por compasión...)

jueves, 25 de octubre de 2012

Non serviam

http://www.hoy.es/rc/20121025/mas-actualidad/cultura/premio-narrativa-201210251302.html

(Si además nos gustase lo que escribe sería el orgasmo).

Tel


miércoles, 24 de octubre de 2012

El tuit del año...

Si la cosa sigue igual... la mitad de España saldrá en Callejeros y la otra mitad en Españoles por el Mundo.
(El Tío La Vara),

martes, 23 de octubre de 2012

Aguantar


Sobra la música, que le da un innecesario patetismo de más.

lunes, 22 de octubre de 2012

Verdad contra Ética

En el plano de las imágenes, el bagaje del votante de la derecha democristiana tradicional del Estado nacional o pelaje que fuere reside en la defensa de lo que él entiende que es la verdad desnuda, dejando para el otro polo supuestamente rival el basurero del sentimiento, en el sentido de que sólo unos desharrapados soñadores podrían querer resistirse al imperio de los hechos indiscutibles. Así, Rajoy puede apelar una y otra vez cachazudamente al "sentido común", en la confianza de que todos sus electores comparten la idea que el hombre es un ser egoista, acomodaticio y en último término depredador de su entorno natural y humano (lo cual, en el subsuelo del catolicismo inveterado de esta mierda de país nuestro significa que algunos funcionan como Reyes de la Creación únicamente por debajo de Dios mismo, que permanece obstinadamente callado).

Por su parte, el patrimonio imaginario del votante de la izquierda socialdemócrata tradicional del Estado que sea y de toda laya consiste en la defensa de la ética teórica, dejando para el otro polo supuestamente rival la herencia de la maldad del interés de clase, en el sentido de que sólo unos facciosos ansiosos de privilegios podrían negar la injusticia de la desigualdad. Así, Carrillo, por ejemplo, fue un tio de puta madre que al que no le tembló la mano en cometer crimenes cuando tocaba para después pacificar el partido cuando tocaba, siempre en aras de un bien mayor para toda la comunidad (en realidad, el catolicismo bien podría ser y de hecho ha sido de izquierdas, pero pocas veces en estas casticistas tierras, y tres cuartos de lo mismo respecto del ecologismo, una connivencia más bien de fabricación alemana...)

Rita dice, creo que con razón, que a la carcundia de derechas lo que le estorba es su mala imagen. Teniendo como tengo la razón, cómo es que aparezco como un monstruo. La envidia hacia el bello progre se hace por tanto inevitable, y la rabia se redobla. Pero también sucede en cierto modo al revés: al progrerío de izquierdas igualmente le estorba su imagen. Teniendo como tengo por mira la justicia, cómo es que aparezco como un iluso. La indignación hacia el arrogante liberal se hace inevitable, y la desesperación se redobla. A todo esto, recuérdese que hablabamos de imágenes, no de realidades. En la realidad, reunión de pastores oveja muerta. O sea, ni de la Verdad derechona se desprende ética alguna, ni de la Ética jacobina se desprende verdad alguna, de manera que el bipartidismo se reparte el pastel a nuestra expensas en exclusiva atención al beneficio de los muchos corruptos que lo comandan, la ciudadanía hecha un lío y aquí paz y después nada.

The "data mining" has you...

htmlhttp://elpais.com/diario/2009/06/03/sociedad/1243980001_850215.html

domingo, 21 de octubre de 2012

Cuentos de invierno, Isak Dinesen

Esta mujer fue sin duda una bruja, y me causa un cierto mal rollo leerla. Uno sigue sus narraciones hechizado, a sabiendas de que el último secreto de ellas es insondable. E insondable sólo es el mundo mismo, no sus esforzados escribientes. Además, de cuando en cuando se me antoja conservadora, como nostálgica de cuando la vida era más difícil de entender pero más fácil de practicar gracias al retorcido punto de vista de los nobles. No sé, creo que hay algo intencionado en todo el asunto, pero la conozco poco para saber hacia donde. Las mujeres suelen salir moralmente malparadas, y en cambio los hombres parecen amados por la autora, pero puede ser una generalización injusta. Los paisajes que describe conocen el destino del relato, sin embargo permanecen encriptados con todo lujo de detalles. Cierta profundidad romántica, en fin, se insinúa en cada cuento, pero te esquiva incluso en el inevitablemente abrupto final...

Lo que es seguro es que no se parece a nada que yo conozca en el siglo XX, y, bueno, sólo por eso se comprenden las muchas defensas ilustres que tuvo para el Nobel. Ahora: no me hubiese metido en su casa a charlar de cualquier cosa por nada del mundo salvo por ella misma...

viernes, 19 de octubre de 2012

jueves, 18 de octubre de 2012

miércoles, 17 de octubre de 2012

Alma Máter

Regreso hoy a la facultad de filosofía de la UCM tras quince años de ausencia. Nada que dejar al recuerdo porque tampoco nada ha cambiado, exceptuando una pantalla tonta en el segundo piso y los cuartos de baño, reformados -por no hablar de lo obvio: rauchen verboten... Incluso los camareros son los mismos, y uno me ha reconocido al instante (lo que implica tanto que estoy hecho un chaval como también las muchas horas y pesetas invertidas en el local). Enseguida me he propuesto hacer la experiencia completa de la nostalgia, desenfadadamente, y casi hasta me meto en una clase -qué relax el que hable otro... Pero me han advertido que cuarto de hora antes de terminar comienza a estar mal visto. Era la de antropología de Carlos, que es el tipo de la izquierda -nunca mejor dicho- de la foto de abajo, y que también está hecho un chaval. Había quedado con él por tristes motivos. Fué mi profesor entonces, como María José, que es la del medio de los Chichos, digo, de la foto antedicha (el de la derecha, J.B., estaba enfermo hoy, según parece). Ambos me han dedicado mucho tiempo, que es lo que hacemos realmente los filósofos: derrochar -¿malgastar?- el tiempo con los libros y los pupilos. Y MJ me ha regalado unos libros con muy buena pinta ¡Pero qué bien me lo pasé aquellos cinco años y pico, copón! No sólo porque mimetizé el deseo de aprender, que ya es milagro, sino también porque fui descubriendo un potencial de arrogancia, rigor, pedantería y obsesión que sólo mis amigos sabían que estaba en mí. Más maldad que bondad, tal vez, pero menos samba y mais traballá. Algunos compañeros han llegado a profesores también, por ahí andan, y entre los alumnillos, el entusiasmo en la incertidumbre de siempre -laboral, me refiero: filosófica ya aprenderán...

Mi Alma Máter, en fin, parecía recibirme como a un hijo pródigo, hasta que la actual degradación general me ha devuelto al presente en la figura de polis-cacos que por mor recaudatorio han hecho que se me lleve el coche la grua. La puta realidad y sus esbirros mercenarios, siempre jodiendo la pureza del pensamiento abstractro, leche.

Se entra pero no se sale, os lo garantizo...


Plumilla


martes, 16 de octubre de 2012

Huelgas no huelgan...

El próximo jueves día 18 los padres estamos convocados a luchar por la defensa de la educación pública. Nos gustaría hacerlo a lo grande, que se nos viera y que se nos escuchara como es debido y que se vea, al mismo tiempo, que somos muchos los que estamos comprometidos con la escuela pública. Así que un grupo de padres vamos a montar en "El Campo de la Cebada" un campamento para los niños huelguistas al que os invitamos a todos: a los niños, a los padres, a las madres, a las abuelas y a las tías que quieran venir a colaborar y a manifestarse con nosotros. Para los padres que quisieran participar pero que no tienen más remedio que irse a trabajar, vamos a organizar unas horas de acogida para sus niños, en los que los padres que estamos libres nos encargaremos de los vuestros si así lo deseáis y nos firmáis la autorización correspondiente. Los estudiantes del Instituto San Isidro vendrán a organizar juegos y talleres para nuestros hijos. La idea es recibir a todo el mundo a las 9 en la Puerta del Campo de la Cebada (Plaza de La Latina) y allí jugar hasta las 11,  hora en que devolveremos al colegio a los niños que nos han sido confiados por sus padres. Después de las 11 los padres que quieran podrán seguir manifestándose en El Campo de Cebada con sus hijos, y los que no, podrán continuar la jornada de huelga por su cuentaA las 4, para ponerle la guinda final al día, haremos una cacerolada en la puerta del colegio.

Se trata del futuro de nuestros hijos: no dejemos que nos digan quiénes somos ni lo que es más importante para nosotros.

Disponible ya en su librería en quiebra habitual...



domingo, 14 de octubre de 2012

¿Qué es Literatura?

http://hyperbole.es/2012/10/literatura-la-mejor-definicion/

viernes, 12 de octubre de 2012

El marino, Popeye


Homofília

"Leyendo a ese amable Petronio, he suspirado más de una vez lamentando que los siglos hayan hecho un pecado desconocido de las divinas fiestas voluptuosas. Hoy, solamente en el sagrado misterio vagan las sombras de algunos escogidos que hacen renacer el tiempo antiguo de griegos y romanos, cuando los efebos coronados de rosas sacrificaban en los altares de Afrodita. ¡Felices y aborrecidas sombras: Me llaman y no puedo seguirlas! Aquel bello pecado, regalo de los dioses y tentación de los poetas, es para mí un fruto hermético. El cielo, siempre enemigo, dispuso que sólo las rosas de Venus floreciesen en mi alma y, a medida que envejezco, eso me desconsuela más. Presiento que debe ser grato, cuando la vida declina, poder penetrar en el jardín de los amores perversos. A mí, desgraciadamente, ni aun me queda la esperanza. Sobre mi alma ha pasado el aliento de Satanás encendiendo todos los pecados: Sobre mi alma ha pasado el suspiro del Árcangel encendiendo todas las Virtudes. He padecido todos los dolores, he gustado todas la alegrías: He apagado mi sed en todos los caminos: Un tiempo fui amado de las mujeres, sus voces me eran familiares: Sólo dos cosas han permanecido siempre arcanas para mí: El amor de los efebos y la música de ese teutón llamdo Wagner."

Ramón María del Valle-Inclán, Sonata de Estío, 1903.

martes, 9 de octubre de 2012

¿Qué es un artista?, por Félix de Azúa


“[L]a energía del romanticismo ha contaminado tan profundamente las fuentes de nuestro juicio que tendemos a pensar en el artista como alguien autónomo, independiente, libre y genial. Una especie de self-made man. Este error, frecuente y dañino, conduce al desastre y a miles de jóvenes bien intencionados que creen poder ser tanto más artistas cuanto más autónomos, independientes, libres y geniales. De resultas de este patinazo una notable cantidad de gente pintoresca es incapaz de hacer aparecer absolutamente nada que no sea ella misma. Pero la contemplación de alguien libre y genial que dice ser libre y genial es insuficiente como obra de arte y una lata como obra de caridad.

Para explicar (aproximadamente) lo que es un artista debo recurrir a la fábula. Me avergüenza hacerlo porque es un método poco científico utilizado por ese enemigo de la democracia (según le califica Karl Popper) que era Platón cuando se veía obligado a explicar cosas que ni él mismo se explicaba. Me excuso, pues, de imitar a Platón, pero no todo el mundo puede ser Karl Popper.

En las muchas memorias y abundantes libros de recuerdos que han ido editando los judíos que sobrevivieron al Holocausto hay una figura que aparece con frecuencia y cuya actividad posee un interés muy especial. Cuentan los supervivientes que, tras ser detenidos y agrupados por la policía política alemana y francesa, eran almacenados en trenes especiales cuyos vagones habían servido para el transporte de ganado.

Hacinados como reses, sin espacio para sentarse, sin apenas aire para respirar, sin más agua que la lluvia que se filtraba por las grietas de la cubierta, millones de desdichados atravesaron Europa de Pau a Auschwitz, de Varsovia a Daschau, de Amsterdam a Büchenwald, durante semanas, camino del matadero. Antes de llegar murieron muchos de sed, de hambre, de asfixia, de agotamiento, de enfermedad; los supervivientes acabaron el trayecto pegados a los cadáveres porque no había espacio para dejarlos reposar en el suelo.

Los vagones, que eran de puerta corredera, traían unos mínimos respiraderos en la parte superior, a un palmo del techo, y otros cuantos orificios en el suelo para la evacuación de las heces. Por los respiraderos entraba la escasa luz que permitía a los infelices saber si era de día o de noche, y, aunque pueda parecer extraño, estos detalles cobraban para ellos una enorme importancia. Los respiraderos superiores estaban situados a unos dos metros y medio del suelo.

Muchos memorialistas coinciden en relatar cómo los presos de cada vagón elegían espontáneamente a una persona para alzarla hasta el respiradero con el fin de que fuera dando cuenta de lo que desde allí se divisaba. Solían escoger a alguien liviano, aunque despierto, de modo que pudiera ponerse de pie sobre algunos compañeros que con extraordinario esfuerzo le ofrecían sus riñones como tarima. El vagón entero se retorcía con dolorosa y agotadora contorsión para facilitar a los oteadores el acceso a la mirilla. Los presos necesitaban saber dónde estaban, adónde los conducían, qué tierras cruzaba el tren, qué gentes las habitaban. Para averiguarlo estaban dispuestos a los mayores sacrificios.

Pero no todos reaccionaban igual: cuentan también que unos pocos presos se mostraban escépticos y rehusaban colaborar. “¿Qué me da a mí en dónde estemos, si me cabe la certeza de que voy camino del matadero?”, decían crudamente. Ponían toda clase de inconvenientes a colaborar, y luego se negaban a oír y aun hacían burla imitando a los oteadores. Pero hasta los más escépticos atendían disimuladamente cuando los oteadores sabían explicar lo que veían. Porque, como es natural, no todos los elegidos servían para la tarea y había que cambiarlos de vez en cuando. Incluso a menudo.

Las primeras veces que los oteadores se alzaban hasta la ventanilla no tenían fuerzas para hablar. Llevaban quizá cuatro o cinco días a oscuras, asfixiados por el hedor, aplastados por sus compañeros, y de pronto se elevaban y veían la luz del sol, o la luna, o un perro, o un río. Balbucían algunas palabras y luego se ahogaban en sollozos, o caían en un mutismo seco. Sus compañeros solían mostrarse comprensivos y les daban un tiempo para reponerse e intentarlo de nuevo. Algunos, con el aplomo que da la experiencia, iban adquiriendo cierto control sobre sí mismos. Otros no podían resistir la tensión y se negaban a seguir haciendo de oteadores pues, según decían, para soportar el horror es mejor no ver nada y hacer como si sólo hubiera un mundo, el de los condenados a muerte.

También sucedía que ciertos vigías decepcionaban a los condenados porque sus relatos eran demasiado minuciosos, exactos y científicos. “Veo una estación de ferrocarril con dos puertas laterales y una central con trampilla de madera y herrajes de latón, seguramente atornillados; hay en el andén un hombre de uniforme de unos cincuenta y dos años de edad, con gafas de alambre y una pipa apagada. A la derecha hay un hangar de doce por quince…”, decían estos malos vigías, y sus compañeros aceptaban la información pero los sustituían de inmediato por otros no tan rigurosos.

No decepcionaban menos los distraídos, aquellos que daban una visión dispersa, inconexa, improvisada y sin orden ni concierto del panorama: ahora una nube en forma de Afrodita o una bandada de pájaros, luego una pareja de burgueses que parecen amarse, ¿o son dos soldados discutiendo?; también irritaban quienes lo interpretaban todo desde sus impresiones personales, como que a ellos les parecía demasiado verde una planta o muy sucio un leñador…Ni la ciencia ni la inocencia, ni la verdad objetiva ni la expresión subjetiva les eran de ninguna ayuda a los condenados.

Los oteadores más apreciados eran aquellos que referían con acierto la existencia del mundo verdadero, libre de la tortura y del horror, un mundo luminoso pero atado al mundo de los condenados por signos indescifrables. "Algunas mujeres de este pueblo se han reunido junto a la estación, en el abrevadero público, y están allí apiñadas mirando nuestros vagones con disimulo. Veo que una de ellas, con un crío en los brazos, le señala a nuestro vagón, justamente, así que voy a sacar la mano por la mirilla”, decía, por ejemplo, uno de los oteadores más apreciados por los presos. Sus compañeros podían pensar entonces que aquella mujer con el niño veía la mano, o algunos dedos de la mano, agitándose desde la mirilla, y que quizá así la mujer se convencería de que había gente muriendo en los vagones. Gente con manos, indudablemente. Y guardaría memoria de ello y algún día lo contaría a sus nietos: “Yo vi a los judíos pasar por la estación del pueblo y uno de ellos me agitó la mano, como saludando, desde uno de los vagones.” Así parecía redimirse una parte del dolor, aunque fuera de un modo muy ideal.

En los buenos relatos, los presos tenían la certeza de que algo circulaba de los unos a los otros, de los condenados a los libres, del mundo de la muerte al mundo de la vida. Un signo indescifrable, como el rayo que desciende del cielo e ilumina la noche un instante, ponía en relación dos universos que se desconocían mutuamente. Y a los presos les era indiferente que de verdad el oteador hubiera sacado la mano o que la mujer la hubiera visto, pues lo esencial para ellos era sentirse partícipes del mundo de los vivos y pertenecientes al mismo, aunque sólo fuera por unos segundos.

El oteador de los vagones cargados de condenados era el único que tenía no ya fe, sino constancia de la existencia de otro mundo en el que las leyes permitían vivir a la luz del sol. La vida de los condenados hacinados en el vagón era espantosa, pero si el mundo de los vivos era verosímil, entonces la vida del vagón se convertía en una ficción resultante del juego de otras leyes que condenaban a vivir en el horror, sin culpa alguna ni haber sido acusados de nada. Se mantenía de ese modo la esperanza de que el horror tuviera un final.

Mientras el oteador era capaz de mantener la variedad del relato, mientras lograba convencer a sus oyentes acerca de la realidad del mundo luminoso, entonces el mundo del horror permanecía como
la otra ficción. La realidad del mundo luminoso y la realidad del mundo de la muerte se sostenían la una a la otra como ficciones mutuas.

Sólo cuando las leyes del mundo de la muerte y las del mundo de la vida coinciden, sólo entonces la tarea del oteador carece de sentido y es inútil porque nadie la necesita. Pero cuando eso sucede, como en nuestros días posiblemente suceda, no sabemos si la indiferencia hacia oteadores, cronistas y
vigías es el resultado de la victoria del mundo luminoso (es decir, del permanente desvelamiento de lo viviente) o el triunfo del escepticisimo y la resignación de los condenados. Debe prestarse atención al hecho de que ningún vigía consideró nunca su tarea como una opción personal y libre, movida por su genialidad. Sabían que su tarea no les pertenecía, sino que era el fruto de un pacto colectivo.

El conjunto entero de presos, en el vagón era la fuerza que alzaba o rechazaba sus observaciones. Las visiones y relatos no eran, por lo tanto, el fruto de su carácter o la expresión de su espíritu, sino una relación efímera e instantánea, un acuerdo compartido por unos cuantos, por muchos o por todos, sobre la verdad de lo que aparece en cada momento.

Añadamos, para concluir, un último punto de gran relevancia en nuestros días. A pesar de que las relaciones entre los condenados y los oteadores llegaron a ser muy densas e incluso en algún vagón casi institucionales, ni uno solo de los oteadores olvidó a cuál de los dos mundos pertenecía, aunque conociera dos mundos igualmente reales y verosímiles. En ninguna de las memorias y diarios que he podido leer aparece jamás un oteador que exigiera ser mantenido por la comunidad de los presos”.

Diccionario de las artes, 1996, Planeta.

lunes, 8 de octubre de 2012

domingo, 7 de octubre de 2012

viernes, 5 de octubre de 2012

Más buena compañía

http://hyperbole.es/2012/10/el-infierno-eran-ellos-un-adios-al-existencialismo-literario/

jueves, 4 de octubre de 2012

La insoportable levedad del saber

Un pesado retiene al empleado bancario todo el tiempo que le viene en gana, acodado en la mesa de él, mirando de reojo la pantalla. Lo ha confundido con el confesionario, mientras que el sacerdote le pone en comunicación con la deidad, el dinero. Luego dicen de los que utilizan al barman de psicólogo: en realidad es el oficiante que le consagra el alcohol. Sin embargo, en un aula no parece suceder nada de eso. Pocas veces los chicos sienten que el profesor funciona como mediador con esa exquisita Señora, la cultura. La cultura les persigue en forma de deberes, y penaliza al que corre más que ella. Tiempos hubo en que estudiar era objeto de deseo: recuerdo la novela de Hardy, Jude el Oscuro. El hombre se movía en el penúltimo escalón social y pretendía aprender latín como los maestros. Y eso en el siglo diecinueve, no en el Renacimiento. A mi argumento de que saben más al cabo de un mes que un adulto en cinco años los alumnos quedan perplejos. Y al segundo argumento, que dice que si no se han percatado de que el estado les preserva vírgenes quince años de las fátigas de un salario sólo para que se familiarizen con cosas que algo tendrán de valor, se conmueven lo mínimo. La superioridad formativa de lo inútil frente a las destrezas laborales remunerdas está de capa caida. Pero no hay que perder la esperanza: la mayoría de los adolescentes dibujan y tocan la guitarra, de modo que algo de conciencia de la bondad de disciplinarse por amor al arte queda en ellos. Como dice el famoso cartel, ya verás como viene alguién y la jode...

miércoles, 3 de octubre de 2012

De la vida reproductiva, I

 Está esa frase de Valéry -aguda como todas las suyas- que yo repito tanto para mí mismo: la vida es interesante por los extremos pero se conserva por el medio. ¿Y si tratamos a invertirla, visto que el Gran Juego mundial nos está arrinconando en una existencia de subsistencia perruna? La vida pasaría, así, a ser interesante por lo que la conserva, y menesterosa de los extremos. No otra cosa es, quizá, lo que hicieron civilizaciones estáticas como la China o el Japón históricos, hasta que llegamos como una gran lavadora a centrifugarles hacia un exterior que era ya nuestro previamente. Ellos, con sus kimonos, sus cerezos, su caligrafía, sus esterillas, su ceremonia del te, etc., centrados en sus artes domésticas un instante antes de que les hiciésemos saltar por los aires. No hace falta que dure milenios, ni que aceptemos en el interín una sumisión acrítica, sólo que busquemos los placeres idiotas de una vida reproductiva. Es reproductiva porque entiende que la cacareada Historia Universal ya no tiene nada más que ofrecer, y le duele menos vivir de la rentas que alimentar tontas esperanzas. Y es reproductiva porque relega la originalidad que ha sido cultivada con fanatismo el último siglo y medio a una necesidad meramente interna. Quiero decir que se puede ser ininterrumpidamente original en la república independiente de tu cerebro, pero al servicio exclusivo del entorno inmediato. Privatizemos también nosotros el espectáculo globlal que parece divertir y lucrar tanto a los agentes económicos. Los extremos son lo falso, en el sentido en que Deleuze hablaba de "la potencia de lo falso", no como algo opuesto radicalmente a lo verdadero -¿qué será eso?-, sino como lo que intensifica mediante tradición o invención el disfrute de las repeticiones. Y de cara a la totalidad social, lo imprescindible para su mantenimiento y ni un gesto más. De esta manera, se realizaría el sueño posmoderno del hombre-archipiélago: unidos únicamente por lo que nos separa, como el mar entre las islas...

Tales células domésticas no serían cerradas, ni unipersonales, ni se definirían por los conocidos patrones tradicionales.  "¿Quieres ser de los míos, participar de nuestras rutinas y esparcimientos?", o "¿Puedo sumarme a los tuyos en este punto, que me interesa un güevo para mejorar mi salud (por ejemplo)?" -este tipo de preguntas, este tipo de gente... Costumbres y prácticas reproductibles, imitables, válidas para los que viven, no para los que codician. Una suerte de profundización del liberalismo clásico en lo concerniente a los derechos individuales (nada que ver con el neoliberalismo actual) compatible, por qué no, con un socialismo en el uso público de los medios de producción (nada que ver, pues, con el sovietismo). La vida como una continuidad biológica, la muerte como repuesto generacional, y la cultura como economía -etimológicamente hablando: las normas que rigen en lo propio, en la casa-, en vez de la vida como deseo ilimitado, la muerte como frustración inevitable y la economía como cultura. El romántico Novalis incitaba, sin saberlo, a la locura capitalista con los siguientes términos... Dar a lo corriente un sentido sublime, a lo cotidiano una apariencia misteriosa, a lo conocido la dignidad de lo desconocido, a lo finito un semblante infinito...

Démosle la vuelta también y imprimamos a lo sublime un sentido corriente, a lo misterioso una apariencia cotidiana, a lo desconocido la dignidad de lo conocido, a lo infinito un semblante finito. Es una idea, o el principio de ella, o una patochada pedante, pero es que andamos algo desesperados de ideas...
 
O eso o la vida heróicamente solitaria del cínico...

Desventuras de un padre múltiple, IV

Suena el despertador. Ningún niño en pleno uso de sus facultades infantiles se daría por enterado. Por tanto hay que proceder a la modalidad manual. Se abren las persianas, se hacen biberones. Nones. Si los niños no van a la vigilia, la vigilia ha de ir a los niños, como dijo Mahoma. Cariñosos encarecimientos a levantarse acompañados de masaje suave. Ligero desperezo, a veces seguido de algún mascullado "quiero dormir". Los padres se compadecen, pero saben que Esparta es Esparta, y si te descuidas, dentro de poco los gobiernos restaurarán la tradición del monte Taigeto (o la roca Tarpeya, también para adultos). Poco a poco se va haciendo, y cuando por fin amanecen ya no queda ni una hilacha de sueño. Rompen a cantar las voces y los ecos esos que decía Machado. Menos mal que los fines de semana es distinto: se levantan cuando quieren, tranquilamente, a su bola...

(... es decir, como diez minutos más tarde de la hora laboral...)

martes, 2 de octubre de 2012

Follonero

La cosa debe funcionar así. A Jordi Évole producción le entrega antes de empezar a grabar cada programa dos listas, una de gilipollas integrales y otra de tipos listos. Se trata de entrevistarlos vestido de becario pringado, gafapasta y que comparte piso. Lo que ocurre es que los primeros, los gilipollas, han estado o están al frente de importantes cargos en este nuestro sufrido país, mientras que los segundos, los inteligentes, generalmente colgaron los habitos hace tiempo. Entonces Jordi, así camuflado, practica la socrática mayeútica: basta con preguntar que los gillipollas se delatan solos con todo lujo de detalles. Incluso es posible alguna estupefacción y alguna broma en su misma cara; son tan cretinos que la pasan por alto, cuando no la celebran desconcertados. Según las leyes de la estupidez de Carlo Cipolla, es peor un necio que un malvado, porque éste último se beneficia a sí mismo, mientras que el necio perjudica a todo el mundo. Y eso es lo que se aprende en Salvados. Que el problema no son las inaccesibles circunstancias, sino ciertas ratas oligofrénicas a las que llamamos individuos. Porque los listos, esos que levantan el velo de las miserias ante Jordi, lo están dejando de un modo u otro...

La conclusión es depresiva en grado sumo. Dice algo así como que la imbecilidad gobierna el mundo, España, al tiempo que los pocos lúcidos e íntegros se apean de él. Jordi Évole no tenía esa intención en un principio. Su programa era de humor. Pero la realidad, tras el velo, se impone, incluso (sobre todo) para el propio ex-follonero. El presentador se presenta -valga la rebuznancia- como un ciudadano corriente que lleva un cámara, y resulta que todas las ratas se deshacen de gusto ante la gloria otorgada por el mirífico aparato. Un ciudadano que ha hablado con mucha gente, un enteraillo, pero cuya carga de ironía pasa desapercibida para el estúpido, que está ahí básicamente para que se nos caiga el alma al suelo. Seguramente a la gente le gustaba pensar que tras las tropelías y los abusos de los poderosos hay sólidas razones supremas que apoyan a largo plazo su terrible gestión, y por eso les siguen votando. Pues nada de eso. Son la ciega garrapata que sigue hincada en el cuerpo público chupando sangre porque su irremediable estolidez no le permite ver ni hacer cosa distinta. La tele, a veces -escasísimas veces, felices veces-, nos lo cuenta.  

Juancarlistas..., envíado por Jato S.


http://es-us.finanzas.yahoo.com/noticias/de-d%C3%B3nde-saca-su-fortuna-el-rey.html

http://www.nytimes.com/2012/09/29/world/europe/juan-carlos-i-seeks-redemption-for-spain-and-monarchy.html?pagewanted=2&_r=2&

domingo, 30 de septiembre de 2012

Dios salve a la reina

Lo cuenta hoy Javier Cercas en el suplemento de El País. Cuando trincaron a Hugh Grant gozando en su coche de la compañía de una señorita con la boca llena, los pajarracos de la prensa norteamericana le preguntaron:
-¿Ya tiene psicoterapeuta?
-No, en Inglaterra leemos novelas.

That´s right, mama... (da).

sábado, 29 de septiembre de 2012

Una sola frase para juzgar cada una de 5 películas vistas recientemente (ninguna en la tele)

-Los sueños de Akira Kurosawa: Que no se diga que no bostezo con películas de todos los continentes.
-Kung-fu panda, 2: No me canso de estos circos visuales del chiste animado.
-Rebeldes: ¿Estaría Coppola saliendo con una adolescente por aquel entonces?
-Posibilidad de escape: El mejor papel de Willem Dafoe ever.
-La guerra de Charlie Wilson: Esta pasa a ser de mis muy favoritas, sección comedia política.

viernes, 28 de septiembre de 2012

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Casi lo peor, por Antonio Muñoz Molina

http://antoniomuñozmolina.es/2012/09/casi-lo-peor/

martes, 25 de septiembre de 2012

Partiendo la pana, repartiendo leña


El pescador pescado

http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/09/24/actualidad/1348510571_642067.html

lunes, 24 de septiembre de 2012

Hoy comemos, los seis, en Ikea por 8 euros ... por Gonzalo Suárez

Perritos a 50 céntimos, albóndigas a un euro... Personas en apuros recurren a las ofertas de Ikea para comer caliente. Un cliente: «Quien pasa hambre es porque quiere»

La mujer se plantó ante el mostrador de Puri, en la cafetería del Ikea de Murcia, al caer la tarde. En una mano llevaba un billete de cinco euros; en la otra, un repóker de niños hambrientos. Pidió cinco menús infantiles: pasta, yogur y zumo a un euro por cabeza.
- Cocinera, ¡échanos más macarrones, que tenemos hambre!-, aullaban los chavales.
- Hágales caso. Ellos tienen hambre... y yo no tengo más dinero-, terció la mujer.
La cocinera se conmovió ante la escena. Así que, disimuladamente, sirvió un cacito extra a cada niño. «Eso sí, la madre se quedó sin cenar», recuerda.

La cafetería de Puri, como la de las 18 tiendas de Ikea en España, lleva meses a reventar. Y no sólo de clientes que toman un tentempié mientras amueblan la casa. También hay personas en apuros económicos que combaten el hambre con las ofertas de la empresa sueca. «Desde que empezó la crisis, esto es el no parar», resopla la cocinera.

En Ikea se puede comer todo un día por sólo tres euros. De desayuno, café y un bollo: 50 céntimos. De comida, un menú infantil: un euro. De merienda, un perrito caliente: medio euro. Y, de cena, diez albóndigas con puré de patatas y salsa de arándanos: otro euro. Más barato que cocinar en casa.

De ahí que hayan surgido auténticos expertos en exprimir estas ofertas. Como Israel, de 36 años, y Cecilia, de 28, que visitan dos veces a la semana el Ikea de Alcorcón (Madrid), a los que hoy se ha unido la madre de ella, María Luisa. Por sólo 5,80 euros, cenan los tres: dos raciones de albóndigas, tortitas con nata, más pan, café y refresco.

El trío explota todas las rendijas del sistema. El café les sale gratis porque tienen la tarjeta Ikea. El refresco es rellenable, así que comparten un vaso entre todos. Y los días que no hay oferta de albóndigas, se contentan con el menú infantil. «Con eso cenas... Aquí quien pasa hambre es porque quiere».

Así, algunos han convertido Ikea en una especie de comedor social. En el Ikea de Jerez, tres matrimonios con hijos cenan allí casi todos los días.
Piden albóndigas más un refresco para compartir. Los días especiales, añaden un cucurucho de helado para los niños. La familia duerme con el estómago lleno por cuatro o cinco euros.

«Ni McDonald´s puede competir con esto», coinciden Silvia y Rubén, dos inmigrantes mexicanos que cenan albóndigas y refresco de cola en el Ikea de Hospitalet. «Es bueno. Es barato. Y el lugar es cómodo».

Cuando fundó Ikea, Ingvar Kamprad solía decir: «Un estómago vacío no compra muebles». Ahora, la crisis ha falseado esta sentencia. Cada vez más clientes utilizan el atajo semioculto que permite saltarse el laberinto de muebles y plantarse directamente en la cafetería. «Muchos sólo vienen a comer», confirman los sindicatos.

En Ikea no facilitan estadísticas sobre este fenómeno. En cambio, sí que confirman que han modificado su política de precios por la crisis. «Este año hemos reducido los precios de nuestros productos de alimentación más vendidos para que todo el mundo pueda comer comida de calidad a buenos precios», dice Kevin Johnson, director del área de restauración de Ikea.

Seis millones de perritos, 16 millones de albóndigas... Las cifras de ventas son colosales. En total, sus cafeterías facturaron 55,67 millones de euros el año pasado,
un 23% más que en 2009. Y eso que han recortado sus precios, lo que significa que el volumen de comida que han servido crece todavía más.

En Alcorcón, nada hace intuir esta tendencia. La clientela parece la de siempre: jóvenes que montan su primer hogar, familias cargadas de muebles...
Pero, entre el gentío, se detecta a los que sólo han venido a comer. El jubilado que rellena el café tres o cuatro veces. El cuarentón que recicla un vaso de la basura para tomar un refresco gratis. Los clientes que remolonean hasta las 17:00, cuando entra en vigor la oferta de las albóndigas a un euro.

Entre los adictos de los meatballs está la familia Navarro-Sayabera. Por ocho euros, cenan seis: el matrimonio (Ana y Juan Jesús), los niños (Marcos e Irene) y los suegros (Rosa y Simón). Entre todos, dan buena cuenta de una ensalada y seis platos de albóndigas.
-¿Por qué vienen a Ikea?
-Mi mujer está en paro. Yo monto ascensores y ya sabes cómo está la construcción... Hay que ahorrar-, cuenta Juan Jesús.

El fenómeno es cada vez más habitual en España. Aunque, de momento, ha pasado desapercibido. Aquí no se han producido las protestas de Bélgica, donde la patronal de hosteleros invitó a 200 vagabundos a Ikea para denunciar su «competencia desleal». «Tras ver las albóndigas por un euro, la gente tratará los restaurantes normales como ladrones», dijo su presidente.

Muchos restauradores no entienden cuál es el negocio de vender diez meatballs a un euro. Y la respuesta es simple: en realidad, no es un negocio. «Ikea concibe la venta de comida como un servicio, no como una actividad de la que sacar beneficio», explica una portavoz de la multinacional sueca.

Gracias a la cafetería, Ikea consigue que sus clientes se queden más tiempo en su local. Además, los precios ajustadísimos afianzan su imagen low cost.
Tras la paliza de recorrer la tienda, lo último que ve el cliente es un perrito a 50 céntimos.

Pese a estas irresistibles ofertas, las cafeterías de Ikea ganan dinero. O, al menos, no lo pierden. «Teniendo en cuenta que en 2011 se vendieron 16 millones de albóndigas, en raciones de 10, 15 o 20 unidades, no es difícil entender que los grandes volúmenes permitan generar lo suficiente para pagar los costes de estructura», explican en Ikea.

Pero esta jerga de MBA no está en la mente de las personas en apuros que visitan sus instalaciones. En el Ikea de Badalona, por ejemplo, un hombre demacrado almorzaba todos los días dos perritos calientes y varios vasos de refresco.

-Señor, que esto no es sano-, le decía la responsable del tenderete.
-Ya, hija, pero no puedo permitirme otra cosa.
Hace semanas que el cliente no aparece a su cita diaria. «Estoy preocupada», admite la camarera.

De vuelta a Murcia, Puri recuerda a la pareja que pidió cuatro raciones de
albóndigas: dos para comer en el momento, otras dos para un tupper. O el matrimonio de ancianos que, avergonzados, le pidieron comida gratis. «Saqué dinero de la taquilla, me puse a la cola y les invité a cenar...», recuerda.
«A veces, este trabajo te parte el alma».

domingo, 23 de septiembre de 2012

In praesentiam Quintín Racionero Carmona


"Es el mejor tributo que mi piedad puede rendir a los configuradores últimos de mi carácter, de mis convicciones, y en cierto sentido de mi destino."

Joseph Conrad, El espejo del mar.

viernes, 21 de septiembre de 2012

La crisis sosa

Dejó caer mi amigo Álvaro la otra tarde como quién no quiere la cosa que esta denominada crisis, además de maligna y estúpida -no hace falta repetirlo-, también parece un vasto erial, y tiene toda la puñetera razón. Se refería a que apenas ocurre nada más que estancamiento o decaimiento generales, siendo las únicas reacciones visibles del año en curso las necesarias manifestaciones, el airado movimiento de correos electrónicos, las previsibles tertulias inacabables en televisión, bares y casas y poco más, fenómenos que representan algo así como el agitarse de la lagartija descabezada, que de puro nervio se mueve sin saber adonde. Los chicos y las  chicas no nos salen con músicas nuevas o rebeldías estéticas, los catedráticos no elaboran innovadores tratados de economía política, los pescadores en rio revuelto no nos asustan inventando religiones, todo está parado, paralizado, postrado, como aguardando. En los años sesenta, sin ir más lejos, tenían mucho menos motivo para quejarse y no obstante lo hicieron mediante el hippismo, la contracultura, la huida a Oriente, el hard rock y más tarde el punk. Por no hablar de siglos anteriores de la historia europea, en los cuales la creatividad ante el desastre era tanta que ni siquiera llegaba a ser consciente de sí misma.

Las únicas excepciones que encuentro a esta uniformidad apática son, en un extremo, Sánchez Gordillo, y en el extremo opuesto (no sólo ideológicamente, sino por sus formas), el rebrote neonazi en Grecia. El 15 M parece haberse retirado a sus cuarteles de invierno sin haber puesto aún el huevo, las primaveras han sido sustituidas por los otoños y Anonymous esperamos que no fuese derretido por el verano. Y no es que yo quiera movida de cualquier clase a toda costa, ni mucho menos. Es probable que para todo eso sea todavía demasiado pronto -muchos creen aún en la "salida" o "solución" de la crisis, como si fuese la cura de la gripe A, y no una reestructuración del Capital. Sólo digo que me extraña. Como si fuese verdad aquello de que el universo no terminará con un gran estallido, sino con un agónico gemido. Será el signo de los tiempos, que diría Alvaro.

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Hay poco rock´n´roll



Tenemos por un lado Rock FM, que se ha travestido en el viejo Kiss FM y siempre radian lo mismo (excepción hecha del gran Oldie, que solo oirle da gusto). Y tenemos por otro lado RNE 3, donde hablan, cuentan e instruyen como es debido, pero a costa de enchufarnos un pop blandito, soso, envolvente y enervante. Y eso que el PP aún no a tenido tiempo de imprimir su estilo folklóricas & cruners como sónido único reinante -a esa tribu carpetovetónica no le afecta la subida del IVA cultural. ¿Alguién conoce alguna tercera opción, cierta otra-radio-es-posible? Consideraré la pregunta antecedente retórica...

martes, 18 de septiembre de 2012

lunes, 17 de septiembre de 2012

Espe, con crimen y sin castigo

El mal no es una entidad substantiva, es un concepto abstracto que elaboramos al generalizar a partir de acciones dañinas. Así, la condesa por nombre de soltera -y de guerra- Aguirre y Gil de Biedma (¡si Don Jaime levantará el pompis!: tengo por hipótesis que parte de su liberalismo ideológico proviene que asumir aquello respetablemente en la familia) no es la encarnación del mal, todo lo contrario. El mal la encarna a ella. Es decir, porque ella reúne en su ser esa ceguera, unida a esa empatía con el afortunado, sumada a esa arrogancia de clase, añadida a ese inexistente sentido del estado, sazonado con una pizquita de feminismo teñido de rubio de lavar y marcar, es una de las muchas causas de que exista en concreto el mal en el mundo. Por tanto el mal es un concepto compuesto que designa una confabulación de errores particulares que originan desgracia a los demás. Ahora se va, nos deja, y me pregunto si no la echaremos de menos como a Aznar. Quizá también contra ella vivíamos mejor. Sin duda ella contra nosotros vivía de perlas. Pero ¡qué coño!, borremos su puta cara de nuestra memoria que no otro es el privilegio del televidente: ellos pasan, el espectáculo continúa...

Veladas en torno a una mesa

"Me atrevo a esperar que no habrá persona en este mundo a la que no haya ocurrido alguna vez encontrarse con sus amigos más irresistibles, en torno de una mesa, charlando interminablemente en una de esas veladas en las que las almas de las gentes se abren solas como grandes flores tropicales. Cuando todos se sienten felices en su papel, como una deliciosa comedia improvisada. En ocasiones así, cada uno se parecía más a sí mismo que jamás antes en este valle de lágrimas. Cada uno era como una bella caricatura de sí mismo. El que haya conocido alguna de estas veladas, podrá entender las exageraciones de Pickwick. El que no las haya conocido, no será capaz de disfrutar de Pickwick -y me parece que tampoco del cielo."

(G.K. Chesterton, Charles Dickens).

domingo, 16 de septiembre de 2012

sábado, 15 de septiembre de 2012

Breve historia del feminismo, Célia Amorós

http://blogs.elpais.com/tormenta-de-ideas/2012/09/el-acta-de-nacimiento-del-feminismo.html#more

viernes, 14 de septiembre de 2012

Una sola frase para juzgar cada una de 5 películas vistas recientemente (ninguna en la tele)

-La chaqueta metálica: La mirada del visor es también metálica.
-Hotel Rwanda: Para estas inverosimilitudes también se inventó el cine.
-Si la cosa funciona:  Funciona algo más que todas las restantes de su director.
-Un franco, catorce pesetas:  Muy buen rato, sin alharacas.
-Up: Corta los últimos quince minutos de "acción" y tienes una delicia.

jueves, 13 de septiembre de 2012

miércoles, 12 de septiembre de 2012

Spain is different


Una sola frase para juzgar cada una de 5 películas vistas recientemente (ninguna en la tele)

-La taberna del irlandés: Ford hace pastiche de sí mismo y pincha.
-Fuga de Alcatraz: En tiempos de esta película los espectadores eran prácticamente vírgenes.
-No es país para viejos: Una cinta de psicópata bien hecha es una cinta de psicópata al fin y al cabo.
-El color del dinero: Aquí la inspiración para el Dark Knight returns, fijo.
-Barry Lyndon: La vida es minuciosa y cruel y Kubrick no quiere ser menos.

Larga vida, cortas miras, José Luís Pardo, El País

http://cultura.elpais.com/cultura/2012/09/11/actualidad/1347386518_629455.html

martes, 11 de septiembre de 2012

Philía

En ausencia de cielo (pero no de orden, ni de destino), los estoicos lo formularon así: la virtud es su propia recompensa. Pobre consuelo, o gran fortaleza para tan pobre consuelo. Hoy, vistas las cosas, estoy tentado de ser más duro aún que los propios estoicos y rebajarlo a el signo inconfundible de la virtud es que nunca jamás tiene recompensas. Observa una acción, y si su agente no obtiene de realizarla más que confirmación de su nula contrapartida, podrás calificarla inequivocamente de virtuosa. El estoico añadiría que además ese señor ha conseguido superar a los demás y superarse a sí mismo, que es un sabio o que va camino de serlo. Como la gente común sólo tenía como moral el cristianismo y constata a diario que es un nido de víboras, no pasa de sentirse insignificante cuando hace lo que debe, lo que toca, lo que está bien. Pero no es verdad. En realidad, hay una recompensa, aunque frágil y poco reconocida socialmente. El virtuoso es amigo de otros virtuosos, y en ellos halla retribución. Nada más. El hecho de que cambiando las circunstancias él mismo, o sus amigos, pudiesen pensárselo dos veces, no debe producirle innecesarios dolores de cabeza. Porque cómo negarlo: el vicioso es aquel cuyas circunstancias cambiaron y con ellas su círculo de amigos, igual que nos podría haberle ocurrido a cualquiera, con lo que se perdió irremediable pero alegremente. Eso, y no mucho más que eso, es un corrupto. Un corrupto es un amigo de corruptos, impepinablemente, digamos que es una subespecie de hombres que raramente produce ejemplares solitarios. Entre ellos se entienden, compiten y lo pasan bien. Luego terminan todos peleados, pero siempre hay otro círculo corrupto de acogida. Los virtuosos, en cambio, conservan a los mismos amigos, a la vez que los mismos amigos les conservan a ellos virtuosos, y por ese vínculo les conocereis.  

De ahí que Aristóteles dedicase dos libros de la Ética a Nicómaco a la amistad, cosa que nunca se ha explicado suficientemente más que con gazmoñerías del estilo de "qué bonito" y demás. Amistad en la virtud, no en los honores o en el lucro. El amigo quiere para el amigo los honores y el lucro, pero no por razón de ellos. No vaya a ser que la falta de fama o riqueza para el mérito nos malogre al amigo. La moral es, pues, un espejo que los allegados nos tienden, y resulta evidente que los cabrones se ven más guapos que el resto, pero engañados, lo cual no significa que terminen pagando ese engaño. El poder es el retrato de Dorian Gray, más allá del ingenuo Wilde. Resumiendo, dime con quién andas y te diré qué eres, pura sabiduría popular...

La conspiración de los malos alumnos ( o "La educación prohibitiva")

http://www.youtube.com/watch?v=-1Y9OqSJKCc

Este aparentemente inócuo enlace conduce hacia una famosa película que circula por la red como si fuera eso, un documental largo, cuando es más bien un corto hipertrofiado. Corto de ideas, corto de miras y corto y pego sin criterio. Si no lo has visto, valoras tu tiempo. Si lo has visto, toma venganza.

Trata de una docena de contraculturetas desfasados a los que seguramente en una noche de yerba loca se les ofreció la oportunidad de formar parte de un proyecto alternativo de algo. Eso ya les había pasado antes, pero esta vez se trataba de educación, allí donde todavía podrían -o eso pensarían- sembrar sus demencias en pro de la Era de Aquario. Y además tenían unas cuantas ocurrencias al respecto, maduradas en esta y otra comuna pero ya incubadas en su etapa de obtusos estudiantes de pellas. Es comprensible: entonces el sistema educativo era efectivamente disciplinario y represivo, como estudió Foucault. En España padecían la asignatura de Formación del Espíritu Nacional, como locomotora que tiraba de todas las demás con el siempre infanticida apoyo de la Iglesia Católica (por cierto, en la calle Delicias está el sagrado templo en cuyo frontispicio se lee la inscripción Nuestras delicias son los hijos de los hombres...) Aquello no se borró de su ánimo, y en consecuencia se agazapa insidioso en su mente bajo tanto transporte místico con consignas setentaiochistas. Porque el caso es que lo que pregonan aquí, so capa de progresismo, es el retorno al corazón. ¿De qué coños sirve llenar cerebros si podemos volver a salvar almas? Para ello, echemos mano de nuevas fes, como "el hombre intrínseco", "la creatividad artística" o "el ágape del amor fraterno", todo en beneficio exclusivo del chaval. Del chaval, no del hombre que será, que ya se buscará las lentejas por su cuenta y riesgo con tan extravagante curriculum a sus espaldas:

-¿Usted qué sabe hacer?
-Me gusta pintar los árboles de colores.
-¿Pero qué estudios tiene?
-Sacrificaba corderos vivos con un cartabón afilado.
-El puesto de jefe ya está ocupado.

Ahora vienen unos chicos del cine que les entrevistan, malos alumnos con malos profesores probablemente en el pasado también ellos. Prometen difusión por internet y muchas cuestiones abiertas al final. El envoltorio será una historia delirante de la educación donde Platón posee varias academias donde no se da clase y la escuela pública, obligatoria y gratuita la fundaron los padres de los nazis. Acompañado de la historia dramáticamente impostada de unos crios modélicos pero tan incomprendidos que no se llevarían bien ni con los de Verano azul. El futuro son ellos. El presente son otros crios muy distintos, mareados por los medios y el consumo, que en caso de ver esta parodia perderán toda la poca motivación que les queda.

Porque la educación pública, obligatoria, gratuita, etc., esa que se ha empezado a demoler al menos en Madrid desde el año 2000 (apocalipsis muy a escala humana) había sido diseñada en la Revolución Francesa desde el presupuesto de arrebatar la instrucción básica a la Iglesia para entregarla al ideal del ciudadano universal bien preparado. Las propias universidades se concibieron siglos antes como enclaves de la transmisión del saber de la Humanidad. Claro que tal humanidad estaba mejor representada por la Historia de la Europa cristiana blanca, pero semejante chauvinismo imperialista ya andaba siendo seriamente cuestionado a partir de la Descolonización. Y, total, a quién demonios le importa el saber de la humanidad si le ofrecen a cambio un profesor cada cinco niños, un jardín de fantasía en las afueras y el mito del Arte Libre, justamente el área del conocimiento que hoy exhibe la faceta más irrisoria de la decadencia cultural de Occidente. Con la seguridad de que no será ni memorístico, ni compartimentado, ni secuenciado ni obligatorio ni público ni gratuito. Se puede vivir sin logaritmos, a condición bien de que te sitúes por encima de ellos, como las élites, o por debajo, como los que les limpian los establos. 

A favor de la Ilustración y los logaritmos, en cambio, y sin menosprecio de la creatividad, encontramos también en youtube a este viejo profesor, del cual, sospecho, cabe barruntar que el pobre recibió una educación tradicional y hasta sacaba buenas notas:

http://www.youtube.com/watch?v=AsZJxDsd1Q8

Tal vez sus delicias sean las obras de los hombres.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Subcultura


Las élites extractivas

De que el latrocinio en España es estructural, sus causas y un posible lenitivo:

http://politica.elpais.com/politica/2012/09/08/actualidad/1347129185_745267.html

viernes, 27 de julio de 2012

jueves, 26 de julio de 2012

El contenido es la forma

Después de medio año sin pisar una librería moderna, una boutique del libro do moran las novedades, pruebo a adquirir una "novela actual" a la que le había echado el ojo hace tiempo. Veinte eurazos en modo crisis para Anagrama. Empiezo y trata de nada, o sea, del estilista de turno sacando instantaneas verborreicas de situaciones de interior, en el espíritu de que la vida de la gente anónima es puro teatro de pasiones y anhelos, más bien tristes por cierto. Para darle profundidad utiliza palabros filosóficos fuera de contexto que me ponen más nervioso. Se supone, en fin, que el lector recorrerá ese desierto convencido de estar enriqueciendo su mirada sobre los demás, o su vocabulario, o algo así. La literatura como lupa insípida o diccionario de sentimientos. Autor prestigioso, título rimbombante y premios.
A la vez, voy terminando Una historia en dos ciudades. Los alrededores, las inminencias, la sísmica de la Revolución Francesa contada por un señor que ha nacido para ello. Dos euros en el pasadizo de San Ginés, tapa dura y fantástica traducción. Y el problema no es que resulte injusto poner al mismo nivel al gran Dickens y a un fichaje editorial (injusticia que no veo, puesto que ambos se disputan igualmente ocupar nuestro tiempo y llenar nuestra cabeza), el problema es que el segundo no tiene asunto, así que adensa la forma. Naturalmente, a Dickens se le puede reprochar que trata su tremendo asunto parcialmente, arrimando el ascua a su sardina, pero es que si el otro no ideologiza no es por su más progresada virtud, sino porque no tiene donde hacerlo.

Entiendo, en fin, que el diktum romántico de la indistinción entre forma y contenido -priorizando siempre la forma, puesto que hablamos de arte- es una falacia interesada. Coge algo como la Revolución Francesa, piensa a fondo lo que semejante acontecimiento supuso para nosotros, y deja que la forma se proponga sola. Pero si no tienes algo así entre los dientes, relee a Joyce o a Proust y déjanos en paz. Dos simples, concretas ciudades, en la vastedad del cosmos, frente a los infinitos de la subjetividad, y no hay puñetero color...

La hermana de Leonidas para presidenta

miércoles, 25 de julio de 2012

martes, 24 de julio de 2012

¿Donde están los niños?

Entre esas cosas bellas destacan singularmente los niños. Habría que estar loco para no ver que todo cachorro es, dice y hace maravillas, hasta las crias de araña. Sin embargo, esos locos somos nosotros. Padecemos una cultura milenaria de solteros, como apuntaba Santiago Alba. Los cuentos terminan cuando el princeso y la caballera se casan. La crianza nunca nos ha enseñado nada, ha pasado desapercibida, cosa de mujeres y sirvientes. La aventura, el éxito, la conquista, es para los de corazón duro que meten pronto a sus errorcillos en el hospicio. Como curas, pensamos como los putos curas. Rita me decía hace poco, como quién no quiere la cosa, que siendo los niños tan preciosos, no hay poemas sobre ellos, ni cuadros, ni apenas música, ni nada. Por no hablar de un estado que reconozca la necesidad de tener tiempo para los hijos. Eso es "vida privada". Pues bien: que sea cultura "privada" también, la de los idiotas -también en sentido etimológico.

Y pienso... En la antigüedad los niños sólo debían ser las réplicas del padre, lo antes posible. El cristianismo se preocupó únicamente de que se bautizaran. En el renacimiento había, sí, angelotes y madonnas con niño, todo altamente simbólico. La modernidad, si acaso, teorizó la igualdad de la mujer, a la manera de un hombre sin barba. Hoy, la infancia es sobre todo un nicho de consumo que bien estimulado puede llegar a ser voraz. ¿Donde están entonces los niños en nuestro mamotreto occidental? Pues quizá en ese "afuera" que buscaban arrobados los posestructuralistas franceses, todos igualmente solterísimos. Mira por donde: "afuera" del sistema no está el Ser en persona, ni el Lenguaje libre, ni el coño de la Bernarda. Hay entes naturales, molestos a veces, encantadores casi siempre, como los animales y los niños. Y de toda la cultura que poseo, y que como padre tardío no es poca, me vienen a la mente tres míseras referencias: música (Kinderscene); cine (Mater amatissima); literatura (Un milagro en equilibrio). Menuuuuuda mierda.

Telmo paquetón impone su existencia

lunes, 23 de julio de 2012

Los medios, los fines...

La lucha política, a la que las circunstancias parece que nos obligan, no puede convertirse en un fin en sí misma, no en nuestros tiempos. Quizá los griegos clásicos supieron disfrutarla, pobres, ociosos y esclavistas ellos, como necesitaban constantemente de la guerra, pero no sus descendientes. Hoy ha de hacerse la política que permita olvidarse al máximo de la política, igual que ha de instrumentarse la economía que haga posible invisibilizar la economía. Llevará tiempo, llevará sacrificios, llevará hostias, lo mismo fracasamos definitivamente y la ilustración intercultural se muestra inviable en el escenario global, pero todo será inútil si no se mantiene presente que la política, como hermanastra pobre de la economía, debe buscar su propia abolición, tal y como sostenía Marx. Porque ya tenemos acumulados un buen montón de bienes que son vida posible sin recurso a su absurdo enfrentamiento. La historia, además de un enlagunamiento de sangre, quiero creer que ha servido al menos para eso. De manera que hay que comenzar por no confundir los medios con los fines. Aristóteles decía que la democracia tiene como objetivo la paz social sin la cual no hay felicidad, y ésta se abona mediante el cultivo, o la práctica, de "las cosas bellas". ¿Cómo persuadir de esto, antes que nada, a quién encuentra en la lucha política misma una cosa bella, perdida toda otra riqueza? ¿habrá que recordarle que gente como él, siendo como es tan meritoria, constituye como quien dice el estrato de los guardianes de Platón, esos fieles canes que totalizan la ira y la resolución, para luego recogerse en sus cuarteles y dejar a los demás vivir? ¿serían realmente capaces?

Las cosas bellas... En España, incluidos los que se autonombran a sí mismos artistas, parece que prefiramos obstinadamente las feas.

domingo, 22 de julio de 2012

sábado, 21 de julio de 2012

Del golpe de estado

http://www.diagonalperiodico.net/El-12-de-julio-como-golpe-de.html

Imaginando mundos verdaderos...

viernes, 20 de julio de 2012

miércoles, 18 de julio de 2012

Vale que apoyemos a los mineros, pero… ¿a los funcionarios? por Isaac Rosa, hoy


martes, 17 de julio de 2012

Una sola frase para juzgar cada una de 5 películas vistas recientemente (ninguna en la tele)

-Sherlock Holmes: El detective se vuelve Marvel, y Londres, plomo bullicioso.
-Red de mentiras: Ridley Scott camaleonico.
-Fuga de Alcatraz: Sabor clásico para una evasión anunciada.
-El secreto de los hermanos Grimm: Un bosque encantado... de cobrarte la entrada.
-Miedo y asco en Las Vegas: Todo el miedo se fue al asco.

Pues ponte esto:

jueves, 12 de julio de 2012

Cincuenta aniversario y descansen...


Sánchez Ferlosio versus Eurovegas

http://www.elpais.com/psp/index.php?module=elp_pdapsp&page=elp_pda_noticia&idNoticia=20120705elpnepopi_14.Tes&tipo=TRB

Una sola frase para juzgar cada una de 5 películas vistas recientemente (ninguna en la tele)

-Cartas desde Iwo Jima: Se precisan actores que hablen a gritos.
-The amazing Spiderman: Despilfarrando el rostro adecuado.
-Los cuatro hijos de Katie Elder: Viviendo del crédito de anteriores producciones.
-El luchador: Si es que con tanto músculo no se puede llegar a viejo...
-Vivir juntos: La parodia aprieta pero no ahoga.

Donde dije diego digo IVA

lunes, 9 de julio de 2012

Decadent

Ma chambre a la forme d'une cage, Le soleil passe son bras par la fenêtre. Mais moi qui veux fumer pour faire des mirages J'allume au feu du jour ma cigarette. Je ne veux pas travailler - je veux fumer.

Contra los gays, a propósito del matrimonio

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=750

domingo, 8 de julio de 2012

La banca alemana beneficiaria del rescate español, Vicenç Navarro, Público

Una de las causas de la crisis actual en España es la explosión de la burbuja inmobiliaria. El maridaje entre el capital financiero (banca, cajas de ahorro, compañías de seguros y otras instituciones financieras) y el sector inmobiliario creó tal burbuja. En los últimos diez años se construyeron más viviendas en nuestro país que en el conjunto de Francia, Gran Bretaña y Alemania. Y a pesar de esta enorme construcción que supuso casi el 9% del PIB español, los precios se dispararon el 150%, subiendo mucho más rápidamente que los salarios, y ello como resultado de una abusiva especulación. No hay duda de que la banca, las cajas, el Banco de España y las autoridades públicas, tanto españolas, como europeas, eran conscientes de ello. Bastaba con ver un gráfico en el que se comparara la evolución de los precios de la vivienda y de los salarios (la gran mayoría de compradores de vivienda derivan su dinero de las rentas del trabajo), para ver que los primeros crecían mucho más rápidamente que los segundos. La distancia entre los dos precios se intentaba llenar con crédito. Y de ahí el enorme endeudamiento de las familias.
Todo esto era predecible. Y podría haberse visto venir y podría haberse evitado. Pero ni el Banco de España (a pesar del aviso de los técnicos de tal institución), ni el Estado español tomaron ninguna medida. Llevaba razón la Canciller alemana, Angela Merkel, cuando indicaba recientemente que las autoridades españolas habían actuado de una manera irresponsable en los diez últimos años al no haber prevenido la burbuja inmobiliaria basada en mera especulación, y su explosión.
Ahora bien, a Merkel se le olvidó un detalle clave, olvido que le permitió no incluir al gobierno y a la banca alemana en esta crítica de lo que pasó en España. Y el olvido es que la banca alemana jugó un papel determinante en esta explosión inmobiliaria. Gran parte del dinero que alimentaba la explosión inmobiliaria procedía de la banca alemana. En realidad, la explosión de la burbuja inmobiliaria ocurrió cuando la banca alemana interrumpió el crédito a la banca y cajas de ahorro españolas, consecuencia de que la banca alemana atemorizada por su contaminación con productos financieros tóxicos procedentes de la banca estadounidense, paralizó todo flujo de crédito. Y ahí fue cuando el crédito financiero se interrumpió y la burbuja inmobiliaria española explotó creando el enorme parón de la actividad económica y la caída en picado de los ingresos al Estado (tanto central, como autonómico) que creó el déficit público del Estado. Este déficit no lo creó el crecimiento del gasto público, sino el descenso de los ingresos al Estado. En realidad, cuando se inició la crisis, en el año 2007, el Estado español tenía superávit. El déficit público en España no es la causa de la crisis, como Rajoy está diciendo, sino que es al revés, el déficit público es la consecuencia del escaso crecimiento económico y escasos ingresos al Estado.
Todas las medidas de austeridad, recortes incluidos (que representan el ataque más frontal al escasamente financiado Estado del Bienestar en España), están encaminadas a pagar la deuda a los bancos alemanes y de otros países (Francia, Gran Bretaña y Bélgica), los cuales habían conseguido pingües beneficios durante la burbuja inmobiliaria, pingües beneficios que continúan. En realidad, la crisis bancaria de los países periféricos (España, Grecia, Portugal e Irlanda) le está yendo muy bien a la banca alemana, pues hay un flujo de capital (es decir, dinero) de estos países, que huyen de la crisis, hacia el centro, y muy en particular, Alemania. Y los datos hablan por sí solos. Según Josef Ackermann, presidente del Deutsche Bank, los beneficios de tal banco alcanzaron la friolera cantidad de 8.000 millones de euros en el año 2011 (con 8 millones de euros en bonificaciones a tal señor). En realidad, mientras el desempleo alcanzaba cifras más que alarmantes en España (y otros países periféricos), el 50% de la juventud está desempleada, y la sanidad y la educación sufre recortes brutales (y no hay otra manera de decirlo), los beneficios del Deutsche Bank subieron un 67% en tres años (2009-2011), tal como señala Conn Hallinan en la revista CounterPunch (15.06.12) (“Greed and the Pain in Spain”).
Todos los datos muestran claramente que la banca alemana se benefició enormemente de la burbuja inmobiliaria española (y también irlandesa), así como de la crisis financiera de los países periféricos. Los enormes sacrificios de las clases populares se imponen a España y a los otros países periféricos para que se pueda pagar a la banca alemana (entre otros países). Y el famoso rescate financiero de 100.000 millones de euros tiene como objetivo salvar a la banca española, no para garantizar el crédito, que ni está ni se le espera, sino para que pueda pagar sus deudas, también a la banca alemana. Y el instrumento que la banca alemana utiliza para imponer sus políticas es el Banco Central Europeo, que como he indicado en varias ocasiones (ver sección Política Económica en mi blog www.vnavarro.org), no es un Banco Central, sino un lobby de la banca alemana y del Banco Central Alemán, el Bundesbank.
El rescate financiero es la última de muchas otras intervenciones que los economistas de la Comisión Europea, al servicio del sistema financiero europeo, liderado por la banca alemana, están imponiendo a España. Como bien ha dicho el Ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schaube (contraviniendo a Rajoy), el rescate financiero implicará una supervisión directa por parte del Banco Central Europeo, de la Comisión Europea y del Fondo Monetario Internacional, de las reformas financieras, así como de las políticas fiscales y macroeconómicas españolas, convirtiendo así a España en una colonia alemana. Y todo ello con la colaboración del gobierno conservador “súper patriota” español.
¿Y por qué tal gobierno colabora con estas políticas que significan una pérdida clara de soberanía? Y la respuesta es clara. Porque utiliza este mandato exterior (argumentando que no hay alternativas) para conseguir lo que siempre ha deseado la derecha en España, es decir, debilitar el mundo del trabajo y privatizar el Estado del Bienestar. Tal gobierno coincide con el objetivo del rescate que queda muy bien definido por las declaraciones del presidente del Banco Central Alemán, Jens Weidmann, quien en dichas declaraciones en El País no puede ser más claro cuando indicó que las reformas deberían acentuar más las reformas laborales (que quiere decir bajar los salarios) y la privatización de servicios (que quiere decir el desmantelamiento del Estado del Bienestar). Así de claro.

viernes, 6 de julio de 2012

Mercado global de libros electrónicos

http://elpais.com/elpais/2012/06/22/opinion/1340371851_798752.html

Una sola frase para juzgar cada una de 5 películas vistas recientemente (ninguna en la tele)

-Larry Crowne: Tom Hanks dirige una película con el fin de arrimarse a la Julia Roberts, y algún puntillo tiene.
-La vida de los otros: Para este tipo de sueños políticos está el cine.
-Good: Se trata de ver venir el régimen nazi como si aún no lo conociésemos, y bien.
-Idiocracia: No tengo nada que añadir.
-Entre tinieblas: Le veo a Almodovar de dibujante mejor que de entintador.

miércoles, 4 de julio de 2012

jueves, 21 de junio de 2012

miércoles, 20 de junio de 2012

lunes, 18 de junio de 2012

... y en buena compañía

La revista digital fundada por lectores analógicos.
Cultvana.com

martes, 12 de junio de 2012

Mejorando a Arrabal...

http://ia700804.us.archive.org/23/items/regocijos_11-06-2012/oscar_sanchez_vadillo_-_ray_bradbury.mp3

martes, 10 de abril de 2012

lunes, 9 de abril de 2012

¡Fruterida!

En la esquina de mi calle, un vergel. Dispuestas en rectángulo irregular, mil y una excrecencias salvajes del árbol o arbusto, cortadas, clasificadas y presentadas al apetito del consumidor. Eso es la civilización, y no Rajoy, o si es Rajoy, viene después de las frutas, garantizándonos, o no, su rutilancia. La política como acceso universal a los retoños de la naturaleza, adecuadamente humanizados, no pedimos más. Todo lo que exceda esto es pedantería parlamentaria. Todo lo que esté por debajo de esto reclama revolución, por mal alimentada. Un experto en pocheces y madureces me asesora en cuanto a la vida media de cada ejemplar: no sabe poco el hombre, no sabe a poco lo que dice. En cambio, poco es lo que lo que le pagan, y poco el mundo que su pericia tiene en poco. ¡Vale en más saber de valores, gana más el que su futuro dicta! Nada sabe la piña de su mendaz rapiña... 

martes, 3 de abril de 2012

Los 40 siderales

En 1977, una selección musical con los mas grandes éxitos de la Tierra, el Top Ten terrestre, partió a bordo de un disco adosado en dos naves Voyager de la Nasa, que en estos momentos están abandonando nuestro sistema solar. Esta es la lista completa de los temas seleccionados entre astrónomos y artistas por el afamado Carl Sagan:


· Bach, Brandenburg Concerto No. 2 in F. First Movement, Munich Bach Orchestra, Karl Richter, conductor. 4:40
· Java, court gamelan, "Kinds of Flowers," grabado por Robert Brown. 4:43
· Senegal, percussion, grabado por Charles Duvelle. 2:08 · Zaire, Pygmy girls' initiation song, grabado por Colin Turnbull. 0:56
· Australia, Aborigine songs, "Morning Star" and "Devil Bird," grabado por Sandra LeBrun Holmes. 1:26
· Mexico, "El Cascabel," interpretado por Lorenzo Barcelata and the Mariachi México. 3:14
· "Johnny B. Goode," escrito e interpretado por Chuck Berry. 2:38
· New Guinea, men's house song, grabado por Robert MacLennan. 1:20
· Japan, shakuhachi, "Tsuru No Sugomori" ("Crane's Nest,") interpretado por Goro Yamaguchi. 4:51
· Bach, "Gavotte en rondeaux" from the Partita No. 3 in E major for Violin, interpretado por Arthur Grumiaux. 2:55
· Mozart, The Magic Flute, Queen of the Night aria, no. 14. Edda Moser, soprano. Bavarian State Opera, Munich, Wolfgang Sawallisch, conductor. 2:55
· Georgian S.S.R., chorus, "Tchakrulo," collected by Radio Moscow. 2:18
· Peru, panpipes and drum, recolectado por la Casa de la Cultura, Lima. 0:52
· "Melancholy Blues," interpretado por Louis Armstrong and his Hot Seven. 3:05
· Azerbaijan S.S.R., bagpipes, grabado por Radio Moscow. 2:30
· Stravinsky, Rite of Spring, Sacrificial Dance, Columbia Symphony Orchestra, Igor Stravinsky, conductor. 4:35
· Bach, The Well-Tempered Clavier, Book 2, Prelude and Fugue in C, No.1. Glenn Gould, piano. 4:48
· Beethoven, Fifth Symphony, First Movement, the Philharmonia Orchestra, Otto Klemperer, conductor. 7:20
· Bulgaria, "Izlel je Delyo Hagdutin," cantado por Valya Balkanska. 4:59
· Navajo Indians, Night Chant, grabado por Willard Rhodes. 0:57
· Holborne, Paueans, Galliards, Almains and Other Short Aeirs, "The Fairie Round," interpretado por David Munrow and the Early Music Consort of London. 1:17
· Solomon Islands, panpipes, recopilado por the Solomon Islands Broadcasting Service. 1:12
· Peru, wedding song, grabado por John Cohen. 0:38
· China, ch'in, "Flowing Streams," interpretado por Kuan P'ing-hu. 7:37
· India, raga, "Jaat Kahan Ho," cantado por Surshri Kesar Bai Kerkar. 3:30
· "Dark Was the Night," escrito e interpretado por Blind Willie Johnson. 3:15
· Beethoven, String Quartet No. 13 in B flat, Opus 130, Cavatina, interpretado por Budapest String Quartet. 6:37


Tomado de http://www.eluniversal.com.mx/articulos/47050.html. Pero los extraterrestres ya habían hecho su propia propuesta antes:

Antipático Kundera

En La ignorancia, de Milan Kundera:

Schönberg era consciente de la existencia de esa bacteria. Ya en 1930 escribía: “La radio es un enemigo, un despiadado enemigo que avanza irresistiblemente y contra el que toda resistencia es vana”; la radio, “sin sentido alguno de la medida, nos atiborra de música (...), sin preguntarse si queremos escucharla, si tenemos la posibilidad de percibirla”, de tal manera que la música pasa a ser un simple ruido, un ruido entre otros ruidos.
La radio fue el pequeño arroyo en el que todo empezó. Llegaron después otros medios técnicos para reproducir, multiplicar, aumentar el sonido, y el arroyo se convirtió en un inmenso río. Si antaño se escuchaba música por amor a la música, hoy aúlla constantemente por todas partes “sin preguntarse si queremos escucharla”, aúlla por altavoces de los coches, en los restaurantes, en los ascensores, en las calles, en las salas de espera, en los gimnasios, en las orejas taponadas por los “walkman”; música reescrita, reinstrumentada, acortada, desgajada, fragmentos de rock, de jazz, de óperas, flujo en que todo se entremezcla sin que se sepa quién es el compositor (la música convertida en ruido es anónima), sin que se distinga el principio del fin (la música convertida en ruido no sabe de formas): el agua sucia de la música en la que muere la música.