Blog de crítica de la cultura y otras balas de fogueo al gusto de Óscar S.

Encuadre: página de "Batman: Year One", Frank Miller y David Mazzucchelli, 1986-7, números 404 a 407 de la serie.

jueves, 5 de agosto de 2010

Hablando del Noveno Arte...


OBITUARIO
Harvey Pekar, el guionista del hombre corriente, BARBARA CELIS 14/07/2010

En los noventa Pekar había superado un cáncer linfático, una enfermedad que también llevó al cómic en 1994 bajo el título Our cancer year y por la que fue premiado con el Harvey Award, uno de los premios más importantes del gremio de la viñeta. No obstante, en los últimos años también se le había diagnosticado un cáncer de próstata. La causa de su muerte aún no se ha hecho pública.Pocas veces la depresión, las frustraciones personales y las miserias de la vida diaria han conseguido calar tan hondo en el mundo de la viñeta como a través de las palabras de Harvey Pekar. Este guionista de cómics, que fue venerado silenciosamente durante décadas en el mundo del tebeo underground hasta que el cine lo convirtió en celebridad cuando su serie American splendor se convirtió en película en 2003, falleció ayer a los 70 años en Cleveland (Ohio), la misma ciudad que sirvió de trasfondo a sus relatos.
Pekar, que subrayó con ironía su propio carácter hosco, gruñón y obsesivo-compulsivo en la serie autobiográfica American splendor, nació en Cleveland (Ohio) el 8 de octubre de 1939. En esa misma urbe fue concebido el héroe del cómic por antonomasia, Superman, la antítesis de ese antihéroe encarnado por el propio Pekar en sus tebeos, que nacieron gracias al encuentro con Robert Crumb.
La melomanía de Pekar le llevó a entablar amistad en la década de los sesenta con aquel dibujante revolucionario, cuando ambos coincidieron en una tienda de discos de jazz. Pekar, que tenía un trabajo ordinario de oficinista en un hospital de veteranos de guerra, convencido de que el cómic tenía potencial más allá de las historias de superhéroes, le pidió a Crumb que le ayudara a arrancar una serie basada en su vida de hombre común y en sus reflexiones cotidianas.
Nacía así American splendor, cuya última entrega se publicó en septiembre de 2008 y en la que han colaborado algunos de los mejores artistas del cómic de las últimas cuatro décadas, desde Joe Sacco a Drew Friedman.
Aunque la serie se convirtió rápidamente en objeto de culto entre los entendidos del gremio, tuvo que llegar el cine para convertir al antihéroe Pekar en una celebridad internacional. Los cineastas Robert Pulcini y Shari Springer Bergman adaptaronAmerican splendor en un filme homónimo que cosechó múltiples premios y cuyo guión, co-firmado por Pekar, fue candidato al Oscar.
Paul Giamatti fue el encargado de dar vida a Pekar en la pantalla, en uno de sus papeles más alabados. Pekar, quien en declaraciones a este diario tras el estreno aseguró: "lo mejor que sé hacer es escribir sobre mí", decidió convertir en cómic esa extraña experiencia de hacerse mundialmente célebre. El tebeo American splendor: our movie year fue la crónica de aquel peculiar viaje de ida y vuelta hacia la fama.

Harvey Pekar
Ampliar
Harvey Pekar, en 1986, con uno de sus cómics American splendor.- AP

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada