Blog de crítica de la cultura y otras balas de fogueo al gusto de Óscar S.

Encuadre: página de "Batman: Year One", Frank Miller y David Mazzucchelli, 1986-7, números 404 a 407 de la serie.

martes, 24 de agosto de 2010

¿Qué es "tecnología" hoy?

Para hablar en serio del asunto, el artículo de pensamiento seguramente más importante del siglo XX. No digo que sea fácil, menos aún que lleve razón, sólo que el hecho de que no sea obligatorio en las escuelas demuestra el total desinteres real por que exista el razonamiento crítico y demás gaitas zamoranas con que nos venden la moto.

http://www.heideggeriana.com.ar/textos/tecnica.htm

(Si no se lee entero debereis buscarlo, es imprescindible). La tecnología no es el pharmakón platónico, neutro en sí y sólo malo si se usa mal. Lo mismo dice el Escohotado de las drogas pero yo no se lo repetiría a mis alumnos. No hace ni 250 que se inventó la maquina de vapor y el planeta es ahora algo absolutamente irreconocible para hombres que vivieron miles de millones de años en la inopia tecnológica. La técnica modernamente entendida ya ha destruido el mundo, o si no que se lo pregunten a los supervivientes de Hiroshima y Nagasaki. Nunca sabremos si el hombre será capaz de dar un uso benéfico a la tecnología, pero sí sabemos que se lo dará malefico siempre que pueda. Esta asimetria no tiene remedio, y nadie es culpable de ella. Si algo puede ser utilizado en la peor de las formas posibles, podemos estar seguros de que se hará como de la salida del sol. Y lo contrario es sólo hipotético, anecdótico y sometido a la voluntad siempre incierta de una minoría, que en cualquier caso durara poco. Los ejemplos históricos se podrían centuplicar. A no ser que creamos que efectivamente vivimos en un mundo mejor desde hace dos siglos, lo cual clama al cielo con sólo leer un periódico. Siempre y cuando, claro, no entendamos por "mundo" nuestro jardín de españolitos privilegiados. No soy pesimista (total, un optimista sólo es aquel que cree que ya no puede ser peor), simplemente aplico un punto de vista no-moral sobre la naturaleza humana, desde el cual no se trata de medir al hombre segun su capacidad para el bien o el mal, sino segun su capacidad sin más. Para un cínico, es obvio que ésta ha crecido exponencialmente, y eso nos gusta, de modo que seguiremos incrementándola al precio que sea. Quizá eso sea el hombre sobre la tierra: el gran experimento de la naturaleza para aumentar su poder, como si hubiese decidido ir a hacer pesas al gimnasio sin límite. Ya que me pongo estupendo, me pregunto cual podría ser ese límite, un ejercicio de ciencia-ficción, mi género favorito. Buen finde de playas para mis compañeros de especie.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada