Blog de crítica de la cultura y otras balas de fogueo al gusto de Óscar S.

Encuadre: página de "Batman: Year One", Frank Miller y David Mazzucchelli, 1986-7, números 404 a 407 de la serie.

martes, 28 de diciembre de 2010

Carta a Lord Chandlos, Hugo von Hoffmannstahl

http://www.temakel.com/texolvclchandos.htm

Este tipo de cuento nunca me ha convencido: o bien es el místico que pide acrítico asentimiento pero nada en él da muestras en su conducta de una experiencia superior (ya escribió Ortega sobre eso), o bien es el místico que no para jamás de hablar de lo que, según el, no se puede hablar. Ambas me parecen estrategias de ligón argentino o, peor, de un Charles Manson de tercera, y eso con suerte. Además, hay un argumento filosófico ya tradicional de peso que viene a confirmarse aquí: lo que oculta Lord Chandlos es una filosofía de la presencia, del vörstande, como si las cosas no tuvieran uso y función -zuhände, en el lenguaje de Ser y Tiempo ¿No resulta extraño y hasta sospechoso todo un librito tejiendo palabras para comunicarnos la pérdida de las palabras y su sustitución por la presencia directa, no mediada, de la cosa en su patencia singular y etc., etc.? ¿Cómo era eso de Juan Ramón?: “no la toquéis (en poesía) / que así es la rosa” -no lo tengo ahora a mano. ¡Anda ya, chaval!: eso fue lo que pensé cuando leí el relatillo a instancias de un querido amigo (y, para colmo, le sirve de perfecta excusa para conseguir el efecto poético sin practicar técnica poética alguna).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada