Blog de crítica de la cultura y otras balas de fogueo al gusto de Óscar S.

Encuadre: página de "Batman: Year One", Frank Miller y David Mazzucchelli, 1986-7, números 404 a 407 de la serie.

miércoles, 15 de febrero de 2012

Diario de Walter J. Kovacks, 4 de Abril de 1968

Para Israel S., un hombre en búsqueda (¿y captura?)… 

Le sigo hasta Menphis, bonita ciudad, no es lugar para agitadores. Una tarde sangrienta, muy bien ejecutado, tenía que haber sido uno de nosotros. Los demás son decadentes, no el Comediante, hace tiempo que sospecho que trabaja para la agencia, es un hombre comprometido, no estoy a la altura para juzgar. Hablar, hablar, hablar, ajusticiado, solo sabía hablar esa verborrea comunista que produce nauseas. Los negros, los indigentes, los niños, son todos como niños, escuchándole hablar, parloteo bolchevique sobre el voto, sobre sus “derechos”, sobre la guerra, propaganda antiamericana, una gran boca que finalmente se ha cerrado. Como mis “hermanos de armas”, dos años, y nadie actúa realmente, nadie se lo toma en serio más que él. Iba de paisano, como yo, sabe manejar ese fusil, tras el arbusto, alguien pagará esto, un tonto útil, debo salvarlo. Dispara, no lleva antifaz, podría ser cualquiera, pero no lo impido, es el Comediante, es un patriota, no es un fanático, es mejor que yo, no es el Ku-klux-klán, merecen una lección, quizá él pudiera dársela… El pastor cae, garganta perforada, el órgano de hablar, hablar, hablar, muy simbólico, bien mirado. Se mezcla entre el público, gritos, se atusa el bigote, enciende un puro, ningún sentimiento perceptible, leve sonrisa en su cara.

Gentuza, chillando como cerdos, llorando como niñas, como niños, no entienden que hay jerarquías, que se ahogarían de sí mismos si no los protegiésemos, si no los vigilásemos. Como niños, llegará un momento en que yo deberé también actuar, esto no es un juego, los demás creen que es un juego, excepto él, él es un cirujano, cercena la enfermedad, cercena la súplica, cercena el miedo. Dejo el escenario, abandono el teatro, la función ha terminado, no hay sitio para mi. ¿Quién será el tonto útil? Sea quien sea, debo protegerlo, debo vigilarlo, debo salvarlo, esto no es asunto de civiles, no de víctimas. El negro, un idiota menos, su mujer, gimoteando, luto nacional, verás, hay que actuar, actuar, actuar… 

1 comentario:

  1. http://elantipatico.blogspot.com/2010/12/la-gran-novela-americana.html

    ResponderEliminar