Blog de crítica de la cultura y otras balas de fogueo al gusto de Óscar S.

Encuadre: página de "Batman: Year One", Frank Miller y David Mazzucchelli, 1986-7, números 404 a 407 de la serie.

miércoles, 7 de marzo de 2012

Sobre la expresión hecha basada en "comentar"

"Quería comentarte..." y lo que viene después es una información completamente nueva. "Comentar que...", dice el político, con ese estilo económico del infinitivo, y lo que le sigue no es una opinión o glosa de un sucedido, sino cualquier cosa. Comentar algo es conversar con alguien acerca de un asunto que ya conoce, normalmente de pasada o sin profundizar demasiado. Es de suponer, entonces, que el abuso a que se somete hoy a este verbo proviene de que se cree que todo es sabido de antemano, o que merece un análisis brevísimo, o que van a minimizar una mala noticia, no sé. Lo que sí sé es que está mal utilizado y suena chungo y palurdo. O sea, suena a americanismo. A americanismo de medio de comunicación o de jerga de empresa. Mira, tío, si quieres "comentarme" algo invítame a un café o una copa primero y veremos si luego puedes extenderte cuanto quieras...

2 comentarios:

  1. este post no podía quedarse con 0 comentarios, claro.

    1 comentario. ya queda comentado.

    ResponderEliminar