Blog de crítica de la cultura y otras balas de fogueo al gusto de Óscar S.

Encuadre: página de "Batman: Year One", Frank Miller y David Mazzucchelli, 1986-7, números 404 a 407 de la serie.

sábado, 2 de enero de 2010

Los profesores (se abre fuego)

De pobrecitos nada. La mayoría se merecen lo que les pasa. Desprecian al alumno olímpicamente porque no es como ellos han llegado a ser veinte o más añós después. ¿Y qué son ellos? Funcionarios del A, B y luego C, ortopedias del libro de texto, enanos adocenados, currantes camastrones, culturetas de folleto. Sus melindres harían vomitar hasta la duquesa de Alba, su medrosidad ratonil incluso a José Blanco, su cerrilidad altiva también a Bernarda Alba. Los estudios más fascinantes se vulgarizan entre sus manos como fruta que se pocha, y hasta sus propios hijos se ven obligados a comerla descompuesta. Aquellos que no se sientan del todo cómodos entre el murmullo de patio de vecindad de sus compañeros de profesión, aún tienen entreabierta una puerta de salvación: que la dejen así, adivinando el exterior, traten de comunicárselo disimuladamente a sus chicos como una ligera brisa fresca y callen acerca de sí mismos, no vaya a ser que se entere la inspección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada